jmodels.net

Web de modelismo / Air, land & sea modeling site

Lancia 1Z

lancia1z-0


DATOS TÉCNICOS
(Lancia 1ZM)
TECHNICAL DATA
(Lancia 1ZM)
TIPO:Vehículo ligero blindado. TYPE:Armored car.
TRIPULANTES:6 CREW:6
ANCHURA:1,82 m. WIDTH:5.11 ft.
LONGITUD:5,40 m. LENGTH:17.9 ft.
ALTURA:2,40 m. HEIGHT:7.10 ft.
PESO:3,70 toneladas. WEIGHT:3.70 tonnes.
MOTOR:Un motor de gasolina de 35-40 CV. ENGINE:One petrol engine developing 35-40hp.
AUTONOMÍA:300 km. RANGE:190 ml.
ARMAMENTO:

  • 1ª y 2ª serie: Tres ametralladoras Vickers-Maxim modelo 11 de 6´5 mm.
  • 3ª serie: Tres ametralladoras Saint Etienne 907 F de 8 mm.
  • Desde 1924: Tres ametralladoras Fiat modelo 14 de 6´5 mm.
ARMAMENT:

  • 1st and 2nd series: Three Vickers-Maxim mod.11 6.5mm. machine-guns.
  • 3rd series: Three Saint Etienne mod. 907 F 8mm. machine-guns.
  • From 1924: Three Fiat mod. 14 caliber 6.5mm. machine-guns.
BLINDAJE:9 mm. ARMOR:0.35 in.
VELOCIDAD MÁX.:

  • Carretera:60 km/h.
MAX. SPEED:

  • Road:37 mph.
VERSIONES:2 VERSIONS:2
CONSTRUIDOS:120 (Todos los modelos). BUILT:120 (All variants).

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) fue testigo del primer uso a gran escala del vehículo blindado en la guerra. Dichos vehículos ofrecían protección para una tripulación operativa de tamaño modesto y proporcionaban una fuerza abrumadora contra la infantería regular en fuego directo. Fue sólo el terreno cambiante de la guerra lo que limitó la utilidad táctica del vehículo blindado cuando el conflicto pasó a su estado de “Guerra de trincheras”. Los vehículos blindados, pesados, grandes y lentos, se comportaban mal en terrenos blandos e irregulares y resultaron ser carne de cañón para la artillería y las ametralladoras enemigas.

Los italianos fabricaron el Lancia 1Z y Lancia 1ZM, ambos construidos por Ansaldo. El modelo 1Z apareció por primera vez durante los combates de 1916 y siguió la misma forma y función que otros vehículos similares de la guerra, construido sobre un chasis de camión comercial probado y armado con ametralladoras. Un camión fabricado por Lancia formaba el armazón del 1Z, por lo que el vehículo pasó a llevar el nombre del fabricante.

Externamente, el automóvil exhibía la forma general de un camión estándar de la época, el motor se mantuvo en un compartimiento delantero con el conductor inmediatamente detrás. Sobre la parte trasera del vehículo se colocó una superestructura blindada. El lote de producción inicial exhibía una torreta cilíndrica de techo plano sobre la superestructura. En total, se instalaron tres ametralladoras y la protección del blindaje para la tripulación de seis alcanzó los 9 mm. La potencia del vehículo de 3,7 toneladas procedía de un solo motor de gasolina con una potencia de hasta 49 CV. Las velocidades en carretera alcanzaban los 60 km/h. con una autonomía de hasta 300 km. La producción total fue de diez coches construidos con este estándar.

El auto 1Z original logró una exhibición lo suficientemente buena para sus años de servicio de combate, por lo que se decidió evolucionar el modelo en el 1ZM. El 1ZM incorporó ligeras modificaciones al diseño base, a saber, la falta de la torreta montada en el techo y su ajuste de ametralladora asociado. También llevaba neumáticos de repuesto a lo largo de los lados del casco (cerca de la mitad del casco) y se cambió un poco el diseño del blindaje de proa. El 1ZM se fabricó en un lote de 110 automóviles en 1917 y todos estaban en inventario a fines de 1918, lo que llevó al automóvil a llevar a veces la designación de “Modelo 1918”.

El terreno del Frente Italiano limitó la utilidad de combate de la serie 1Z / 1ZM, por lo que tuvo poca historia operativa durante este tiempo. Los vehículos fueron utilizados para entrenamiento por las fuerzas armadas italianas y estadounidenses durante los años de guerra y algunos fueron capturados por los alemanes y austrohúngaros. Después de la guerra, el ejército italiano envió algunos de los coches al extranjero para reforzar sus posesiones coloniales, que fueron utilizados en funciones de seguridad. Albania también empleó una pequeña reserva de automóviles para la seguridad del gobierno local. Checoeslovaquia también usó algunos durante la Gran Guerra y en los años posteriores.

En el período previo a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), los italianos emplearon varios ejemplares de sus automóviles Lancia tanto en la invasión de Etiopía (Segunda Guerra Italo-Etíope, 1935-1936) como en la Guerra Civil Española (1936- 1939). En ese momento, el diseño estaba en gran parte anticuado para el combate de primera línea, pero aún podía tener éxito contra enemigos menores. El 5 de enero de 1937 llegaron a Cádiz ocho vehículos en apoyo a las tropas nacionalistas. En febrero de dicho año participaron en la ocupación de Málaga y luego en el frente de Guadalajara. Se perdieron cinco vehículos, quedando los tres restantes en España tras el final del conflicto.

Con la Segunda Guerra Mundial en pleno apogeo tras la invasión alemana de Polonia el 1 de septiembre de 1939, los Lancia todavía se empleaban a pequeña escala. En 1941 se enviaron algunos vehículos al Norte de África y el modelo también fue empleado por Afganistán, Hungría y Alemania. En el ejército alemán, los vehículos fueron designados Panzerspahwagen 1ZM (i), todos ellos incautados a su anterior aliado tras el armisticio de 1943.



World War 1 (1914-1918) witnessed the first large-scale use of the armored car in warfare. Such vehicles offered protection for a modestly-sized operating crew and provided overwhelming force against regular infantry in a direct firefight. It was only the changing terrain of the war that limited the tactical usefulness of the armored car as the conflict devolved to its “Trench Warfare” status. Armored cars, heavy, large and cumbersome, fared poorly on soft, uneven ground and proved cannon fodder to enemy artillery and machine guns.

The Italians, for their part in the war, manufactured the Lancia 1Z and the related Lancia 1ZM cars, both built by Ansaldo. The 1Z model first appeared during the fighting of 1916 and followed the same form and function of many of the war’s armored car offerings, built atop a proven commercial truck chassis and armed with machine guns. A truck manufactured by Lancia made up the framework of the 1Z, so the vehicle went on to bear the manufacturer’s name as a result.

Externally, the car exhibited the general form of a standard truck of the period, the engine was held in a forward compartment with the driver immediately aft of this installation. Over the rear of the vehicle was set an armored superstructure. The initial production batch of 1Z cars showcased a flat-topped, cylindrical turret over the superstructure. In total there were three machine guns fitted and armor protection for the crew of six reached 9mm. Power for the 3.7 tonne vehicle was from a single gasoline-fueled engine outputting up to 49 hp. Road speeds reached 60 km/h. with operational ranges out to 300 km. Total production was ten cars built to this standard.

The original 1Z car managed a good-enough showing for its years of combat service so this led to another form emerging, the 1ZM. The 1ZM incorporated slight modifications to the base design, namely the lack of the roof-mounted turret and its associated machine gun fit. Spare tires were also carried along the sides of the hull (near midships) and the armor design at the vehicle’s bow was changed some. The 1ZM was ordered through a production batch of 110 cars in 1917 and all were in inventory by the end of 1918, leading the car to sometimes carry the designation of “Model 1918”. At any rate, World War 1 ended in November of that year with the Armistice.

The terrain of the Italian Front limited the combat usefulness of the 1Z / 1ZM series so little operational history was made during this time. The vehicles were used in training by both Italian and American army forces during the war years and it appears that some might have fallen under German and Austro-Hungarian control. After the war, the Italian Army shipped some of the cars overseas to reinforce their colonial holdings, used in security roles against possibly restless natives. Albania operated a small stock of the cars for local government security.

In the lead-up to World War 2 (1939-1945), the Italians featured several examples of their Lancia cars in both the invasion of Ethiopia (Second Italo-Ethiopian War, 1935-1936) and in the Spanish Civil War (1936-1939). By this time, the design was largely outmoded in terms of frontline combat but could still find success against lesser foes.

With World War II in full swing following the German invasion of Poland on September 1st, 1939, the Lancia vehicles were still in play to a limited extent. These were primarily limited to the African Campaign where operators went on to include Italy, Afghanistan, Hungary, and Germany. In the German Army inventory, the vehicles were redesignated to Panzerspahwagen 1ZM(i).


FUENTES Y REFERENCIA – SOURCES & REFERENCE

militaryfactory.com

©jmodels.net

A %d blogueros les gusta esto: