Vida y muerte de Breslau-Gandau [1 – Los viejos tiempos]

Como suele ocurrir las más de las veces, uno encuentra cosas que no buscaba cuando bichea internet. Encontré por casualidad una vieja postal del aeropuerto de Breslau y, tirando del hilo, he compuesto esta pequeña serie de imágenes, algunas procedentes de photopolska, una mina en imágenes sobre el pasado de Polonia, país tantas veces invadido, recreado y hasta borrado del mapa a lo largo de su convulsa historia. Esta serie no es sólo una biografía mínima del aeropuerto, también pretende ser un pespunte de la historia de la aviación.

Situemos en primer lugar la zona, la ciudad y su aeropuerto. Breslavia, nombre español de la alemana Breslau y la actual Wroclaw polaca, es una ciudad bastante antigua situada en la Baja Silesia a la orilla del río Óder. Desde la Edad Moderna se la puede considerar a todos los efectos una ciudad alemana, y para finales del XIX la ciudad conoce una prosperidad industrial tan enorme, que su población pasaría de los 90.000 al medio millón de habitantes.

breslau1Este mapa nos da idea de las modificaciones de la frontera polaca tras 1945 por las que Breslau pasó a pertenecer a Polonia. En amarillo, las fronteras del país en 1939 y en rojo las actuales. Como puede verse, el país fue desplazado hacia el oeste en los acuerdos de Yalta y Postdam. Prácticamente un tercio del país pasó a manos soviéticas, perdiendo a su vez los alemanes la parte oriental del antiguo Reich. La población alemana fue desplazada también al término de la Segunda Guerra Mundial y se repobló la zona con polacos traidos de los territorios cedidos a la URSS.

breslau2Mapa alemán de Breslau hacia finales de los años 30. En el recuadro, el aeropuerto denominado oficialmente Breslau Flughafen, pero que también era conocido como Breslau-Klein Gandau (Breslau-Pequeño Gandau). El aeródromo se situaba al noroeste de la ciudad y era bastante grande en comparación con el tamaño de esta. Los límites siempre tuvieron esa forma de cuadrado irregular, como ya veremos.

breslau3Detalle del mapa anterior donde pueden apreciarse las instalaciones del aeródromo y su enorme pista que siempre estuvo recubierta de hierba, excepto en una pequeña zona junto a la terminal de pasajeros.

De los primeros años del siglo XX tenemos una pequeña serie de imágenes que nos demuestran la importancia que su aeropuerto tuvo desde sus inicios. Con el tiempo se convertiría en el segundo de Alemania tras el de Berlín. La afición de los breslavianos por la aviación surgió prácticamente con el nacimiento del aeroplano.

breslau4Del año 1910 tenemos estas dos imágenes postales de un dirigible y su gigantesco hangar con una impresionante estructura metálica, probablemente tomadas en el mismo lugar en el que posteriormente fue construido el aeropuerto. La amplia zona de hierba así parece delatarlo. Debía ser verano cuando aquella muchedumbre se acercó a ver volar aquel zepelín ataviada con sombreros de paja.

breslau5De aquellos años anteriores a la guerra mundial (1910-14) es también esta foto de los orgullosos miembros del Aeroclub de Silesia fotografiados junto a un Etrich Taube sacado de un modesto hangar de madera.

breslau6En 1912, el famoso aviador alemán Hellmuth Hirth se fotografía en Breslau durante una parada en su vuelo Berlín-Viena. Parece que fue una carrera con un solo participante, él mismo. Hirth es el de la izquierda arriba. La foto quedó inmortalizada en una postal con los prebostes civiles y militares de turno.

breslau7De los años de la Gran Guerra quedan pocos testimonios gráficos, pero interesantes. Ambas imágenes están datadas en al año 1916. La primera nos muestra cómo debió ser el pequeño núcleo urbano de Gandau por entonces, apenas una aldea a las afueras de Breslavia más conocida por el edificio en primer plano con pinta de explotación agraria o residencia campestre y los aviones de distinto tipo que surcaban sus cielos.

breslau8No por su lejanía de los frentes, dejó de utilizarse Breslau como base aérea militar. Un accidente en el que el aparato de matrícula B.533/14 capotó tal vez al aterrizar. La endeblez de su estructura de tela y madera queda bien patente en los destrozos.♦

Próximo capítulo: Los años 20

Acerca de scalator

Modelista por temporadas, horas, ratos y humores. Pocos aciertos, menos currículo y muchas ganas de incordiar al complacido paisanaje. No me busques en redes sociales ni concursos. Tampoco vivo de esto. Estoy por casualidad y de paso, como todo(s).
Esta entrada fue publicada en Errabundia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.