Bosquejo de un diccionario modelístico panhispánico (10)

Italaerei: (Sust.) Antiguo nombre de la marca Italeri que venía a unir las voces Italia y aéreo, hecho que demuestra la vocación original de la casa por los aviones. El palabro, sobre ser difícil de pronunciar, resulta a estas alturas polvoriento cual maqueta en desván.

Mejora: (Sust.) Una palabra-cajón que puede incluir multitud de cachivaches (fotograbados, piezas de resina, metal, plástico o madera, calcas, etc.) que se pueden añadir a una maqueta porque esta no los trae, o no los trae como al modelista le gusta, ea. En algunas maquetas, las mejoras resultan tales, pero en otras no mejoran nada, por lo que pierden su sentido. Siguiendo el principio clásico que reza: aunque la mona…etc., una chusta [*ver] con mejoras no deja de ser tal. La diferencia real y verídica entre unas maquetas y otras está en las manos, visión y técnica del modelista y no tanto en el número de mejoras que se le añadan. Si tienes manos de garduña, por mucho que le pongas a tu maqueta… Qué le vamos a hacer, es lo que hay. Antes, la mayor parte de mejoras habían de adquirirse por separado, ahora las maquetas ya incluyen una multitud de ellas. Esto no es más que hacer el sacamantecas crematístico jugando con la ilusión del pobre iluso.

Aftermarket: (Sust.) Palabro del inglés after (“después”) y market (“mercado”), o sea accesorio comprado para algo que ya se ha comprado antes. El caso es comprar y no acabar. Lo mismo que “mejora”, pero en gilipollés, jerga trasunta de inglés tras salir del pasapuré de la ignorancia.

Resina: (Sust.) Propiamente en modelismo, resina de poliuretano. Sustancia volátil en polvo altamente tóxica de la que se fabrican figuras, maquetas o piezas de estas como mejoras. La idea de emplear esta porquería se debe a la mayor finura de detalle en su acabado. El escribiente de servicio de este diccionario virtual no entiende lo fantástico-melódicos que nos hemos puesto por respirar humo de tabaco y tragamos con total inconsciencia las partículas venenosas de esta sustancia cada vez que la lijamos o cortamos. Será que fumando no se ganan preseas en concursos y con las mejoras sí. Ya…

Lijar: (Ver.) Mejorar el aspecto, definición o superficie de una  figura, maqueta o piezas de ellas mediante mecanizado abrasivo. La acción de lijar resulta pesada y aburrida para quien no ha comprendido las grandes propiedades de la misma sobre la condición psíquica y física del modelista. Por el lado psíquico mejora la capacidad de resiliencia o resistencia a las adversidades. En su aspecto físico, ayuda al desarrollo hercúleo de manos y brazos. Algunas maquetas, como las de AML, las antiguas de MPM o las de MACH 2,  son más propensas que, por ejemplo, las de Tamiya o Hasegawa, a ofrecer grandes oportunidades para el desarrollo personal del modelista.

Lijado: (Sust.) Acción y efecto de lijar. El lijado debería ser ejercicio obligatorio en escuelas (ya que mejora la autodisciplina), hospitales (por sus beneficios sobre la coordinación motora) y en cárceles (ocupa un tiempo y atención que podría emplearse en joder al prójimo). En tanto esto se lleva a efecto, los modelistas de toda laya y condición lo practican con suerte varia. Un buen lijado modelístico en una maqueta truño [*ver] que se precie debería comenzar por la reja de arado y continuar con limas progresivamentemás finas, para terminar con lijas de grano cada vez más pequeño. Las Tamiyas/Hasegawas no requieren de tanto valor y sólo suelen necesitar una caricia de gato siamés para lucir. El lijado se puede hacer con herramientas eléctricas (pero pierde erotismo táctil) y dar en redondo, en sentido izquierda-derecha o viceversa, método este último conocido entre los albañiles diestros en la llana como un pa’llá-pa’cá.

Acerca de scalator

Modelista por temporadas, horas, ratos y humores. Pocos aciertos, menos currículo y muchas ganas de incordiar al complacido paisanaje. No me busques en redes sociales ni concursos. Tampoco vivo de esto. Estoy por casualidad y de paso, como todo(s).
Esta entrada fue publicada en Errabundia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.