Bosquejo de un diccionario modelístico panhispánico (9)

Comienza en esta la segunda serie de entradas dedicadas a eso que todavía algunos, con expresión casposa años setenta, llaman el mundillo modelístico. Esta serie quedó de retén en el cajón en espera de tiempos mejores que parecen haber llegado por su paso.♦

Una de técnicas, o casi.

Filtro: (Sust.) Técnica de pintura consistente en variar el tono de color de una pintura sobre el modelo. En realidad no es otra cosa que ensuciar la pintura y hacer ver lo que no es mediante un enjuague con productos que, digan lo que digan los fabricantes, son tóxicos a modo, como los disolventes. En las primeras décadas del modelismo la voz sólo se refería a los filtros de las colillas que quedaban machacados en el cenicero de la habitación del modelista cuando fumar era de hombres,  estaba bien visto y se desconocía el peligro de hacerlo en ambientes NBQ.

Lavado: (Sust.) Término que designa a la técnica mediante la cual se resaltan los paneles, huecos, hendiduras y cualquier línea que destaque en un modelo con pintura más oscura. Tradicionalmente y sin saber muy bien el motivo, el modelista empleaba siempre y en toda ocasión un color marrón rojizo. Ahora que estamos muy modernos e igualmente sin saber muy bien por qué, ya los tenemos de cualquier color. Durante cierto tiempo el modelista que confundía el lavado con el filtro sólo suponía que era algo que se hacía “en mojado”, como hacer pis en la pis-cina.

Weathering: (Sust.) Anglicismo por desgaste. Otro palabro que se coló inopinadamente y que vale lo mismo para cualquier tipo de porquería que se le aplica a un modelo, cuando en realidad sólo debería describir los efectos sufridos por las inclemencias meteorológicas y el uso en cualquier maqueta que se pretenda representar “desgastada”. El desgaste viene a explicar visualmente la historia de cualquier máquina que vuele, navegue o se mueva por tierra, por ello es pasivo, permanente y de toro pasado. Contra lo que algunos piensan el barro o las ramas adheridas a un vehículo no son en realidad desgastes por ser elementos circunstanciales y de ambiente. Un deconchón, una pintura decolorada por el sol o una abolladura, en cambio, sí lo son.

Enguarring: (Sust.) Un weathering entre la gracieta y la tontería más absolutas. ¿Qué somos Ameriñoles o Hisparicanos? Algo así.

Modelista serio: (Sust.) Otra copia traspuesta del inglés serious modeler. Subespecie de bípedo implúmido dedicado en cuerpo y alma a la formidable misión vital de hacer maquetas. El ideal último del modelista serio es llegar algún día a montarse un chiringuito con la cosa y sacar cuartos, como hacen las marcas que le venden todo tipo de productos para modelismo y que lo tienen pillado por el anzuelo. En la práctica no hay hueco en el mercado para que todos los modelistas serios sean estrellas del rock’n’roll, por eso la mayoría de individuos de la subespecie no puede vivir de su actividad, al menos de forma permanente. El modelista serio ha sido serio toda la vida, conste, aunque en su almacén tuvo en tiempos aquellas malas maquetas de Italeri, Revell y hasta alguna de Ogoniek o Maquette (no había otro remedio), hecho que siempre ha negado. Un día el serio decidió ponerse más serio aún, y se pasó a las de Tamiya (las actuales), Meng, Takom, Kitty Hawk y así. Ya no va sin fotograbados y demás adminículos ni a dar de vientre, y obviamente no usará jamas unas cadenas de plástico o hará antenas de plástico estirado pudiendo emplear sustitutos metálicos, habráse visto. El facedor de este Bosquejo, en su torpeza, no ha llegado nunca a entender la diferencia entre un modelista serio y otro que no lo es, pero, tras echar cuentas, cree por aproximación que su silueta viene a ser la de un émulo y fámulo de aquel popular modelista serio que dijo que las soldaduras (de un carro de combate, por ejemplo) nunca se oxidan. El mismo que nos dejó por escrito (y ahí se queda para siempre) la expresión “camuflaje tritonal OTAN” (en lugar de tricolor) para regusto de bobos de baba. En su nube de nivel el modelista serio no lo sabe, pero tiene los mismos dos horizontes infranqueables que cualquier modelista no serio del común: la cartera por babor y las dioptrías por estribor. Cuestión de tiempo.

Acerca de scalator

Modelista por temporadas, horas, ratos y humores. Pocos aciertos, menos currículo y muchas ganas de incordiar al complacido paisanaje. No me busques en redes sociales ni concursos. Tampoco vivo de esto. Estoy por casualidad y de paso, como todo(s).
Esta entrada fue publicada en Errabundia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.