¿Azul o verde? Depende

Transcribo parte de un interesante artículo de Guillermo Llona publicado en el ABC digital hoy. Surgen muchas explicaciones (y más preguntas también) sobre el color aotake, imprimación usada en el interior de los aviones japoneses en la Segunda Guerra Mundial. ¿Y si después de tanta polémica resulta que el asunto no pasa de ser una simple cuestión lingüística y antropológica?

¿Por qué cuando el semáforo se pone en verde los japoneses lo ven azul?

El nombre que el ser humano da a los colores condiciona su percepción de la realidad
«Ao» versus «midori»

Junto con los números, los colores son una de las primeras cosas que se aprende al estudiar una lengua. Héctor «Kirai» García, autor de «Un geek en Japón», recuerda la siguiente anécdota de sus primeros días en el país asiático: «Un día un japonés me dijo “vamos a cruzar, que el semáforo ya se ha puesto en ao (azul)”. Yo pensé “¿ao no era azul?”. No le presté mucha atención, pero cuando volví a oír a alguien decir que el semáforo cambiaba a color azul me empecé a mosquear». El alicantino, que vive en Tokio desde 2004, descubrió más adelante que para los japoneses el color verde de los semáforos no es «midori» (verde), sino «ao» (azul).

En la lengua japonesa no existió una palabra para el color verde hasta que hace un milenio se introdujo el término «midori». Hasta entonces verde y azul habían sido el mismo color, el azul. Pero la inclusión de la nueva palabra no logró cambiar la costumbre de los japoneses, que pasaron del «midori». Tal y como hacían sus antepasados, los nipones afirman que son azules muchas cosas que en occidente se ven verdes. «Hoy en día se sigue utilizando “ao” en palabras como “aoba” (hoja azul), “ao ringo” (manzana azul), “ao shingo” (semáforo azul) o “aona” (verduras azules)», explica Héctor García.

Tal y como cuenta en su blog, cuando se colocó el primer semáforo en Japón, en el año 1930, la ley fijó que se podía cruzar en verde, pero como los nipones continuaron utilizando el término azul para referirse al color que permitía el paso, tras la Segunda Guerra Mundial la norma se adaptó a su tozudez y pasó a decir que se podía cruzar cuando la luz cambiase a «ao». Con el tiempo el lenguaje de los japoneses ha influido tanto en la realidad que el color que permite el paso se ha ido azulando. «Algunos son verdes azulados, otros son turquesas y otros son tan verdes como un pepino», explica «Kirai».

«Cuando alguien está enfermo y pálido decimos que tiene la cara blanca, pero para los japoneses la tendría azul. Para nosotros la fruta que aún no está madura está verde, para ellos, azul», afirma el alicantino.♦

Acerca de scalator

Modelista por temporadas, horas, ratos y humores. Pocos aciertos, menos currículo y muchas ganas de incordiar al complacido paisanaje. No me busques en redes sociales ni concursos. Tampoco vivo de esto. Estoy por casualidad y de paso, como todo(s).
Esta entrada fue publicada en Errabundia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.