Nuevas fotos del T-20 Komsomolets (III)

Nueva serie de imágenes de quemados y desfigurados, como en el Museo de los Horrores. Seguimos (imagino) en Barbarroja y meses siguientes.

komsomolets11

Para empezar, una foto muy interesante, ya que permite ver de nuevo el tren de transporte de este tractor.

komsomolets14

Este ha ardido parcialmente y también parece inspeccionado por el enemigo.

komsomolets13

Un ejemplar del modelo intermedio con respaldo corrido en los asientos y sin ametralladora, desmantelada quizá.

komsomolets12

A este Modelo 1940 lo pillaron en un bosquecillo. Se distingue claramente el color negro de los faros, la bocina de modelo final y los respaldos separados. Lleva cadena de remolque sobre el frontal. Alguien se dejó olvidado encima del mantelete de la ametralladora lo que parece el tambor de munición de una ametralladora rusa o quizá un rodillo de retorno de repuesto. No, no está camuflado, es la sombra de los árboles próximos.

komsomolets17

Espectacular imagen del frontal de otro chamuscado. Se observan dos impactos (¿aviación?). En esa zona el grosor máximo debía ser de 10 mm. Porta cadena de arrastre y aparece lleno de tierra y ramas, quizá debido a las explosiones próximas.

komsomolets16

Aunque mala, otra foto muy interesante. Se ve parte del motor del vehículo y cajas de munición de 45 mm. sobre los asientos y en el suelo. Un desparrame del saqueo.

komsomolets15

La última por hoy de otro ejemplar asado que llevaba toldo. También muy curiosa porque muestra la forma de plegar los asientos con los que se podía formar una superficie plana y más grande para el transporte en caso necesario. Abajo a la derecha en primer término se aprecia el interior de madera de las cajas de munición de 45 mm. Así de gruesos eran los proyectiles. Los alemanes parecen rezarle el gorigori, esa letanía que las viejas recitaban en los velatorios de los pueblos españoles en otros tiempos.

En el próximo capítulo vamos a ver una serie de T-20 pasando la ITV alemana.♦

Acerca de scalator

Modelista por temporadas, horas, ratos y humores. Pocos aciertos, menos currículo y muchas ganas de incordiar al complacido paisanaje. No me busques en redes sociales ni concursos. Tampoco vivo de esto. Estoy por casualidad y de paso, como todo(s).
Esta entrada fue publicada en Errabundia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.