Nuevas fotos del T-20 Komsomolets (V)

Entrada macabra hoy. No tengo intención de herir al lector, pero esconder la cabeza debajo del ala ni evita guerras ni las detiene. La guerra es sucia, asquerosa y muestra las tripas colgando, nada que ver con esas imágenes asépticas de fuegos de artificio o de cámaras de aviones que tiran petarditos sobre objetivos enemigos con una limpieza que parece que no hay nadie debajo. Tiempos hipócritas, mariconetis y chiripitifláuticos los nuestros.

komsomolets23

En la primera aparece uno de los tripulantes atrapado bajo el tractor. La secuencia lógica es que el soldado cayó antes de que el vehículo fuese a parar a la zanja. Cabe destacar el casco de modelo de los años 30, anticuado para 1941. La carga de munición del T-20 parece intacta.

komsomolets24

Otro tripulante caido frente a su montura. El vehículo pertenecía a una columna que debieron pillar a descubierto los aviones alemanes. Más allá un camión GAZ está también hecho cisco con las puertas abiertas. Pese a su buen aspecto, este T-20 también debió arder al menos parcialmente in situ.

komsomolets25

Otra espectacular e igualmente horrible. El artillero quedó atrapado bajo el tractor al rodar por el terraplén de una cuneta junto con el armón, que aún está enganchado. En la parte inferior parecen oberservarse más víctimas, como sugieren también los dos cascos. La tapa del motor abierta deja ver una buena parte del mismo. La escotilla derecha de la carlinga se ha abierto totalmente debido al vuelco, pudiendo apreciarse el visor lateral del ametrallador.

komsomolets26

La más curiosa de hoy. En un paisaje desolado, lleno de T-26 destruidos hasta donde se pierde la vista, un alemán contempla pensativo un T-20 abandonado junto a una laguna. Los alemanes han enterrado piadosamente a dos rusos bajo una cruz. Qué ironías tiene el destino.♦

Acerca de scalator

Modelista por temporadas, horas, ratos y humores. Pocos aciertos, menos currículo y muchas ganas de incordiar al complacido paisanaje. No me busques en redes sociales ni concursos. Tampoco vivo de esto. Estoy por casualidad y de paso, como todo(s).
Esta entrada fue publicada en Errabundia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.