Vida y muerte de Breslau-Gandau [3b – Esplendor deportivo]

Coincidiendo con la implantación del régimen nazi en Alemania, el aeroclub de Breslavia tomó un nuevo auge. Como hemos visto ya, desde los orígenes del aeródromo los breslavianos fueron siempre muy aficionados a los temas aeronáuticos. En los primeros años del siglo, la ciudad contaba ya con un aeroclub que, con mayor o menor fortuna, siguió en funcionamiento hasta su época de esplendor a finales de los años 30. Esta parte del tercer capítulo va dedicada a las actividades que se realizaban en la vertiente deportiva y de recreo.

breslau33Esta postal, tomada según parece con motivo de algún festival aéreo, podría ser la más antigua de las que vamos a ver. Por la bandera alemana pintada en la derviva de los Klemm Kl 25, podría corresponder a la primera mitad de los años 30, quizá 1934 o 35. Además del gran número de avionetas, llaman la atención el contenedor de combustible y los bidones situados delante de las instalaciones de Shell a la derecha y el nutrido público que se adivina al fondo de la imagen.
breslau34Otro festival aéreo, que podemos datar en 1936 ya que los aviones llevan el emblema de los Juegos Olímpicos de Berlín y la primitiva terminal aparece al fondo. Bajo un cielo salpicado de Klemm en formación, vemos en primer término un aparato cuya identidad no he conseguido averiguar por la forma de la cola y los timones (¿un Heinkel A 50?). Además parece un biplaza reconvertido a monoplaza. Tras él un Klemm Kl 25 y más allá un Focke-Wulf Fw 44 Steiglitz o Heinkel He 72 Kadett.

breslau35Más aviones en otra postal de fines de los años 30. Los más cercanos son un Klemm Kl 32 (pintado de oscuro), quizá otro Kl 32 pintado en color claro y tras este, un posible Arado Ar 66.

breslau36Foto de 1937 o posterior, con la nueva terminal repleta de espectadores. Tres Bücker Bü 131 y lo que parece un Arado Ar 76 a la iquierda.

breslau37Segunda visita de Hitler al aeropuerto de la ciudad. La foto lleva fecha de 1938. El dictador fue en vuelo directo desde Berlín a estar presente en uno de aquellos festivales lúdico-deportivos tan del gusto del partido nazi que tuvo lugar en Breslavia. Obsérvese la terminal engalanada y la gente en las ventanas y sobre el techo del acceso al campo.♦

Próximo capítulo: Los cielos caen

Acerca de scalator

Modelista por temporadas, horas, ratos y humores. Pocos aciertos, menos currículo y muchas ganas de incordiar al complacido paisanaje. No me busques en redes sociales ni concursos. Tampoco vivo de esto. Estoy por casualidad y de paso, como todo(s).
Esta entrada fue publicada en Errabundia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.